Pekín, qué ver en 3 días.


Pekín es la capital de China y una de las ciudades más pobladas del mundo. La ciudad está dividida en diferentes anillos que se van enumerando desde el centro hacia afuera. La mayoría de los lugares que se visitan quedan cerca del centro, pues es la zona antigua de la capital.

Pekín ofrece una gran variedad de servicios de transporte públicos y privados. Los taxis no son caros y suelen ser honestos con las rutas. Sin embargo, el metro es muy sencillo de coger y te lleva a muchos de los lugares turíscos por precios muy bajos. Pincha aquí para ver el mapa del metro. 

A la hora de escoger hotel, mi consejo es elegir en la zona céntrica, ya que, además de estar cerca de las visitas, estarás en una zona con mucho ambiente por la noche.

El Beijing Hyde Courtyard Hotel fue donde nos alojamos nosotros, en pleno centro del Huton, a dos minutos andando de la calle peatonal de Qianmen, que termina en la plaza de Tiananmen y el Palacio imperial.

Para mí, este es uno de las mejores lugares para disfrutar de la arquitectura del antiguo Pekín, que de noche se convierte en lo que parece un decorado de película, lleno de luces y vida.

En cuanto a la comida, en Pekín podemos encontrar platos típicos de muchas zonas de China. Los precios de la comida varían en función de la calidad del restaurante, empezando desde 10 yuanes un plato normalito de arroz con verduras en un restaurante local (en el que solo hablan chino) a precios de 30-40 yuanes comida variada en restaurantes medios algo más turísticos.

De ahí para arriba se puede encontrar según los gustos. También es fácil toparse con restaurantes de comida rápida como Mcdonals o Kfc.

Bueno, y después de está introducción de la ciudad, te voy a recomendar qué hacer en Pekín en un viaje de tres días. Un itinerario con los imprescindibles de la capital china.

Paseo del Palacio de Verano

Paseo del Palacio de Verano

Día 1 -Visita a la plaza de Tianmen, el mausoleo de Mao, La Ciudad Prohibida o Ciudad Imperial y paseo por el Huton.

En la plaza de Tianmen, a la hora del atardecer hacen un pequeño ritual en el que quitan la bandera y comienzan las fuentes de agua con colores. Poco después, se ilumina la entrada de la Ciudad Prohibida y el obelisco que hay en el centro de la plaza, que es un monumento dedicado a los soldados caídos en las guerras de China.

El Mausoleo de Mao es el primer edificio que encontramos en la plaza. En él, está enterrado Mao, con la cara descubierta. Solo lo abren dos veces a la semana y las colas de visitantes chinos son interminables.

La Ciudad Prohibida es una visita obligatoria cuando se viaja a la capital. Ha sido hogar de 24  emperadores de las dinastías Ming y Qing.

La Ciudad Imperial se divide en dos zonas, la parte exterior, donde se recibía a las visitas y se trataban los asuntos de estado. Y la parte interior donde vivían no solo el emperador y la emperatriz sino también sus concubinas y funcionarios.

Os recomiendo perderos por la zonas laterales de la ciudad, escapando de las masas de gente y visitando así lo que fueron en su momento las habitaciones de las concubinas, convertidas ahora en pequeños museos.

Para finalizar el día, merece la pena recorrer las calles del antiguo barrio de Pekín, con todas sus luces, tiendas y restaurantes.

Entrada de la Ciudad Prohibida

Entrada de la Ciudad Prohibida

Día 2 – Visita a la Gran Muralla y espectáculo de Kung Fu.

Se puede visitar la Gran Muralla en diferentes puntos de Pekín. El más cercano del centro está a una hora en autobús, es el más concurrido y la vistas no son tan impresionantes. A este tramo abierto de la muralla, se accede a pie desde la entrada por lo que habría que subir muchos escalones para tener unas buenas vistas.

Por eso yo os recomiendo ir a Beijing Mutianyu, el mejor trayecto abierto de la muralla. Está a dos horas en autobús del centro, pero merece la pena. Este tramo tiene acceso a la muralla por teleférico o por telesilla y se puede bajar en tobogán. El tramo de muralla es bastante fácil de recorrer ya que, además de escalones, tiene caminos llanos entre atalayas.

Para terminar el día con un buen sabor de boca, te recomiendo (si tu presupuesto del viaje te lo permite) conseguir entradas para el espectáculo de Kung Fu del Teatro Rojo de Pekín (The legend of Kungfu, return of the dragon, 380 yuanes)

La Gran Muralla

La Gran Muralla

Día 3 – Vísita al Templo del Cielo, Palacio de Verano y el mercado nocturno de Wangfujing.

El Templo del Cielo es el mayor templo de su estilo de toda China. Se encuentra en  el parque Tiantan Gongyuan al sur de la ciudad. Fue construido para hacer ofrendas a los dioses para tener buenas cosechas en primavera y para agradecer por los frutos en otoño.

Consta de dos murallas, la exterior cuadrada que representa la tierra y la interior redonda que representa el cielo. En esta última, ocurre un curioso suceso: si te acercas a un lado de la muralla y susurras, podrán oírte al otro extremo. Claro que para que esto pase has de ir en un momento de tranquilidad y sin los miles de turistas que lo suelen visitar. Otra de sus curiosidades es, que si te sitúas frente al altar, dentro de esa misma muralla redonda y das una palmada, se oirá el eco tres veces.

La zona más famosa de este templo es el altar circular construido sobre tres terrazas de mármol blanco. Para subir a cada terraza hay 9 escalones, número de la suerte chino.

Seguiremos el recorrido hasta el Palacio de Verano, ahora un parque de casi 300 hectáreas al borde de un precioso lago. Dicen que fue construido por el Emperador Qianlong, pero en realidad fue deseo de la Emperatriz que mandó construir en él habitaciones donde mantenía encerrados a sus hijos por miedo a que les pasara algo malo.

La visita perfecta sería caminar desde la entrada hasta el final del largo paseo, donde cada dibujo del techo es diferente. Una vez al final se puede coger un barco para volver por el lago. En invierno el lago se congela.

Para terminar la visita por Pekín merece la pena conocer la zona comercial, una gran avenida peatonal donde se encuentra también el mercado nocturno de Wangfujing. En este mercado además de souvenirs y puestos de comida callejera tradicionales, se encuentran puestos donde se vende comida no tan tradicional : estrellas de mar, escorpiones, saltamontes, culebras y algún que otro insecto.

Templo del Cielo

Templo del Cielo

Para ver más fotos de Pekín entra en nuestra página. Para seguir todos nuestros viajes no dudes en cotillear nuestro Facebook o el Instagram de Gentedelmundo. Te esperamos en los comentarios!

Natalia GRL

Escritora de aventuras, viajera y maestra. Creadora de Gentedelmundo como forma de vida alternativa, para recorrer el mundo, descubrir preciosos lugares y contarte acerca de ellos. Mi meta es ayudar a todos los viajeros a hacer de sus viajes una experiencia inolvidable.
Date una vuelta por el blog, cuéntame tus dudas, tus experiencias y si te gusta lo que lees no dudes en suscribirte para no perderte nada!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *